¡Atención! El WEBSITE utiliza archivos cookies propios y de terceros.

Los archivos cookies (en adelante, “COOKIES”) son archivos o ficheros físicos de información que se almacenan en el equipo informático del USUARIO inequívocamente asociados a dicho equipo y que permiten la recogida y recuperación de información referente a la navegación y uso del WEBSITE por parte del USUARIO. Saber más

Acepto
29-05-2017

El sistema cultural público cultivará el legado sembrado por San Sebastián 2016

Instituciones como Tabakalera, Donostia Kultura, Zinemaldia o el Centro de Recursos Pedagógicos en Derechos Humanos de Aiete se harán cargo de más de medio centenar de proyectos de la Capitalidad

El legado incluye además decenas de publicaciones, exposiciones, películas y obras de teatro producidas por la Capitalidad, además del acceso de San Sebastián a varias redes internacionales

 

El informe de legado

Las instituciones públicas vascas, patronas natas de la Fundación San Sebastián 2016, y el conjunto del sector cultural público tomarán las riendas de la herencia de la Capital Europea de la Cultura en esta nueva fase del proyecto de Capitalidad, que contempla la continuación de más de medio centenar de proyectos del programa Cultura para convivir, la conservación e itinerancia de diversas exposiciones, obras y producciones, así como el acceso a diversas redes e instancias.

Desde otoño del año pasado, las instituciones públicas y la Fundación San Sebastián 2016 han trabajado en la elaboración de un plan para garantizar la continuidad del proyecto de Capitalidad y los principales objetivos que se perseguían al optar a este título.

De esta manera se cumple lo establecido en el artículo 3 de los estatutos de la Fundación San Sebastián 2016, dedicado a asegurar el legado y a trasladar “el testigo y los aprendizajes adquiridos a las estructuras y profesionales” que trabajen en la ciudad y el territorio.

Este objetivo está especialmente alineado con la naturaleza de San Sebastián 2016 ya que casi todo el programa cultural ha sido elaborado con agentes culturales, en muchos casos, las propias instituciones legatarias que se harán cargo de los proyectos una vez desaparezca la Fundación San Sebastián 2016.

El plan de legado elaborado por el Ayuntamiento de San Sebastián, la Diputación de Gipuzkoa y el Gobierno Vasco contempla 14 ámbitos de actuación, que van desde la convivencia y los derechos humanos, hasta la gastronomía, pasando por la diversidad lingüística, el medio ambiente o el fortalecimiento del espacio cultural Euskadi-Aquitania.


Instituciones legatarias

Heredarán la mayor parte de proyectos de San Sebastián 2016 centros culturales, agencias e instancias públicas con actividad e incidencia en ámbitos que van desde la convivencia y los derechos humanos o el euskera, al medio ambiente pasando por la gastronomía. Asimismo, el plan incluye centros e instituciones dedicados a la cultura.

El Centro de Recursos Pedagógicos en Derechos Humanos de Aiete liderará algunos proyectos relacionados con la convivencia y los derechos humanos; con la colaboración del Instituto de la Memoria, la Convivencia y los Derechos Humanos, la secretaría general para la Paz y Convivencia del Gobierno Vasco y la dirección de convivencia y derechos humanos de la Diputación Foral de Gipuzkoa.

Instituciones como Tabakalera, Zinemaldia, Musikene, Koldo Mitxelena, la Escuela Municipal de Música y Danza, Albaola o el Basque Culinary Center se implicarán en multitud de proyectos con los que han colaborado durante el pasado año. Otras instituciones, como la viceconsejería de Política Lingüística, el Instituto Vasco Etxepare, Emakunde, la Fundación Cristina Enea, Gordailua o la Fundación Mintzola tendrán asimismo un rol fundamental en la fase de legado.


Proyectos que continúan

Relacionados con la convivencia y los derechos humanos continuarán proyectos como Sin adiós, Teatro Fórum: ¿Y tú qué?, Tiras que aflojan y Ehunberri, además de los materiales pedagógicos creados a partir de los documentales de la embajada móvil Europa Tránsit y los encuentros internacionales Europa de cine y derechos humanos que continuarán en el marco del Festival de cine y Derechos Humanos.

En cuanto al fomento de la diversidad, tendrán continuidad proyectos como Herri zahar, Andre berri, Kontukontanitz o Break a leg!, así como el proyecto Baitara Baita dedicado a la diversidad religiosa y que será apadrinado por el Instituto Pedro Arrupe y el Negociado de Diversidad Cultural del Ayuntamiento de San Sebastián.

La creatividad y el empoderamiento de la sociedad seguirán trabajándose a través de proyectos como Olatu Talka, Hirikilabs, Ondarebideak o Donostiapedia, además de la línea Olas de Energía, que será asumida por el Departamento de Cultura de la Diputación de Gipuzkoa.

Las redes europeas del ámbito cultural a las que San Sebastián ha accedido merced a la Capitalidad, en particular la red de Capitales Europeas de la Cultura (ECOCsÇ) se mantendrán en proyectos concretos con la continuidad de iniciativas como Joan Etorriak y Other words, que heredará Donostia Kultura; Corners of Europe, que gestionará Tabakalera: y Chejov vs. Shakespeare, del que se hará cargo el Instituto Etxepare.

La Diputación de Gipuzkoa, Donostia Kultura y la Escuela municipal de Música se encargarán respectivamente de la continuidad de Europa bat-batean, la colaboración de Jazzaldia con festivales europeos y EMusik.

Por su parte, instituciones como Kontseilua, UNESCO Etxea, el Clúster de Sociolingüística y Topagunea se harán cargo de los legados generados por proyectos como Hitzargiak, Tosta, el Foro de la Diversidad Lingüística y para la Garantía de los Derechos Lingüísticos.

Producción, capacitación, gastronomía, medio ambiente...

El legado de la Capitalidad dará continuidad a decenas de proyectos más, relacionados con multitud de ámbitos.

La línea berriak, una fuerte apuesta de la Capitalidad para estimular la creación y los jóvenes talentos, continuará a través de los proyectos Ikusmira berriak, Itzultzaile Berriak, Antzerkigintza berriak y Komisario berriak. En esta misma línea continuarán también los proyectos Labore y Mugalariak. Este último, al igual que Kimu y las colaboraciones mantenidas por la Capitalidad con el Centro Coreográfico Transfronterizo, seguirán fortaleciendo la cooperación cultural con Iparralde.

También está previsto que continúen proyectos como Hidrologikak, Arquitectura: lenguajes fílmicos y Creatividad entre fogones.

Legados

El legado de San Sebastián 2016 cubre una herencia de naturalezas diversas, que además de proyectos incluye activos y obras. Destacan obras con vocación de generar un cambio como el Protocolo para la Garantía de los Derechos Lingüísticos o guías útiles como la publicación que recoge la información e itinerarios excursionistas por todas las provincias vascas del proyecto 2016 Bidea.

Entre las obras, quedarán la fértil producción audiovisual generada por la Capitalidad, como la película Kalebegiak o los multipremiados documentales de la embajada Europa Transit, y la obra teatral original producida a instancias de San Sebastián 2016, como Lu eta Le, Tratos, Miss Karaoke o el Último tren a Treblinka, sumadas a la obra de títeres El Gigante de Altzo. Además, el legado garantizará la continuidad de la instalación Iturriak de Maider López

La Capitalidad dejará asimismo varias exposiciones con visos de itinerar en el futuro, como Tirabirak y Eresoinka, que viajará a París, antes de que termine el año, además de la dedicada a la visita de Alfred Hitchcock al Festival de San Sebastián. Esta última muestra se podrá visitar en Baiona a partir del próximo 10 de junio

Entre las 70 publicaciones generadas por la Capitalidad, muchas de ellas accesibles desde la página web, destacan los libros que recogen la correspondencia entre escritores de prestigio como Bernardo Atxaga, Belén Gopegui o Mircea Cartarescu para el proyecto Chejov vs Shakespeare, los catálogos de las exposiciones Tratados de Paz o Gaur, la Guía imperfecta sobre buenas prácticas en lenguas minoritarias o la traducción de Juan Garzia Garmendia de Sueño de una noche de verano.

Toda la documentación generada por la Capitalidad quedará accesible a partir de ahora en la biblioteca Ubik de Tabakalera, así como por la herramienta informática Makusi. La web de la Capitalidad se ha diseñado como un repositorio de contenidos, desde el que poder revisitar los mejores momentos del año en imágenes así como otros contenidos de utilidad para investigadores y público general.

Además, a partir de ahora Donostia se integrará en la red europea de Capitales Europeas de la Cultura, una red continental con una intensa colaboración en la que la ciudad quedará representada por Donostia kultura.